Buscar

CLUB CICLISTA BTT 300

GRANADA

Bienvenidos

Bienvenidos, bienvenidas al club más dinámico de mountainbike de Granada.

Te invitamos a que nos conozcas visitando nuestras secciones, artículos, consejos y estudios sobre la bicicleta de montaña y te invitamos a participar, también puedes encontrarnos en facebook y twitter, nuestra vocación por el deporte y la comunicación nos motiva para estar siempre dispuestos.

Son varios los objetivos que unen a este grupo de personas, pero por encima de todo nos une la amistad y donde nadie se siente extraño. Cada persona es un mundo, donde el respeto prima por encima de todo y donde el abanico de edad es impresionante, desde 12 hasta 65 años.

Nos divertimos, nos reímos, lo pasamos a veces mal incluso con caídas, pero en el fondo estamos deseando que llegue el domingo para ver a la gente, darles un abrazo y empezar a pedalear.

El punto de partida siempre es el VIVAGYM, en los bajos del hotel Luna de Granada (junto a Hipercor).

Nuestro punto de partida ha cambiado. Desde el día 01.01.2017, el nuevo punto de reunión es la antigua entrada del parque de las ciencias, en la bola central.

Entrada destacada

Sensaciones

Es una sensación maravillosa,

imposible de explicar en su complejidad

a quien jamás la ha sentido.

 

¿Cómo explicar la maravillosa combinación de colores

de la nebulosa de Orión?

¿Cómo explicar los ricos matices

de una sinfonía de Beethoven?

¿Cómo explicarle a quien jamás ha montado en bicicleta,

la increíble sensación de libertad que sentimos cada domingo?

 

No es sencillo contar, al llegar a casa, lo hermoso de la vistas 

del último mirador visitado. Como ese que nos llevó a rozar, cara a cara,

los recovecos del Albaicín y el Sacromonte.

 

Difícil escribir, en una crónica como esta,

cómo la adrenalina se infiltró por todo nuestro ser cuando descendimos,

desde el Llano hasta Jesús del Valle, mientras la Sierra nos miraba y relucía.

 

O cuando cruzamos ese pequeño río y nos mojamos y nos reímos

y todo el mundo espera que alguien cayera. Pero cada cual cruzó a su manera;

los hubo que no llegaron a mojarse, los hubo que se dieron un baño.

 

Es todo un reto narrar lo que sentimos al ver aquella cuesta, sí esa,  

la que nos hizo calentar las piernas aun antes de comenzar.

Al final se supera, como se supera todo en la vida, acompañado de los mejores.

 

Para luego volver a casa, cansados y satisfechos. En paz.

Tras tomar una cerveza y tapear anécdotas,

Y pensar ya en la siguiente salida.

 

Es una sensación maravillosa,

imposible de explicar en su complejidad

a quien jamás la ha sentido.

 

Granada – Jesús del Valle – Beas de Granada – Quéntar

2.000 años de Historia nos contemplan

Marco Anneo Lucano contempla los trabajos que están dando forma a una de las primeras presas romanas en territorio de Hispania. La provincia, recién arrancada de las manos de los cartaguineses en la Segunda Guerra Púnica, todavía necesita de la construcción de muchas infraestructuras.

El importante romano, responsable de aquellas obras para la gracia de la República, no ha elegido al azar el emplazamiento de la presa. Aquel valle del sur de Hispania es fértil y está al abrigo de un gran macizo montañoso. Sí, es un emplazamiento que cualquier civilización escogería… como así lo hicieron en el transcurso de los siglos otros pueblos venidos allende los mares.

Pero nada de esto sabe Marco Anneo Lucano, quien no puede sospechar que más de 2.000 años después, un grupo de ciclistas visitaría su legado y se maravillaría de la ingeniería y conocimientos del pueblo romano. ¿Es una historia bonita, verdad? Ojalá fuera cierta… porque la verdad es que no tenemos ni puñetera idea de quién construyó la presa o, realmente, de cualquier otro detalle relacionado con esta obra civil romana. Es un triste ejemplo de lo olvidado que tenemos, a veces, nuestro patrimonio histórico.

De esta historia sí es cierta una parte, la de esos ciclistas que visitaron la conocida como Presa de los Prados o Presa Romana de Bárcinas. Gracias al compañero Ramón, granadrileño para los amigos de Wikiloc, tuvimos la suerte de conocer un trocito más de nuestra historia.

Una ruta diferente

El recorrido del último domingo nos llevó a consumir más de 70 kilómetros, muchos de los cuales fueron de llaneo por el norte de la capital, atravesando pueblecitos como Deifontes. Pero con Ramón nunca nos podemos fiar y tras visitar la Presa de de los Prados encaramos una interesante subida con vistas a la Sierra de Arana.

Sierra de Arana.jpg

La verdad es que los aficionados a la bici de montaña que vivimos en Granada tenemos una suerte increíble. Que si Sierra Nevada, que si Sierra de Huétor, que si Valle de Lecrín… no nos faltan lugares para perdernos y descubrir rutas increíbles, y la Sierra de Arana es una zona de visita obligada.

Como siempre, el tercer tiempo se celebró, aunque con numerosas bajas debido a la hora de llegada y las correspondientes obligaciones familiares de cada uno. Pero sí, hubo tercer tiempo y un grupo de decididos espartanos mantuvo bien alto el estandarte, con bromas y ocultación de bicis incluida. whatsapp-image-2017-01-22-at-16-43-35

 

 

Todos los caminos llevan a la Olla de San Antón

En el ciclismo de montaña el frío no nos persuade de salir a rodar, más bien al contrario, actúa de combustible para avivar ese puntito de aventureros que albergamos todos los ciclistas. El frío representa la combinación de sufrimiento y placer que tan bien define a este deporte. En Granada, además, garantiza que vamos a disfrutar de unas vistas ‘de la polla’. Y nada más que por eso, merece la pena dejar de sentir las manos o los pies de cuando en cuando. De frío, paisajes y buena comida trata esta historia, a medio camino entre Tocón de Quéntar y el Collado del Alguacil.

Dos rutas, un mismo destino

En BTT 300 tienen cabida todo tipo de ciclistas, y muestra de ello es que en cada salida ofrecemos diferentes alternativas para aquellos que no puedan o no quieran hacer la ruta más larga o exigente. (Podéis consultar el calendario aquí)

Por ejemplo, en esta última jornada en la que subimos al Collado del Alguacil, una parte del club realizó un recorrido alternativo que les llevó bordeando el Embalse de Quéntar hasta Tocón. Fue una ruta más accesible que permitió que todos los miembros del club que salimos aquel día nos reuniéramos  en torno a una gran Olla de San Antón, buena bebida y buenos amigos.

Otra parte del equipo, los más aventureros, nos atrevimos con una larga y extenuante subida al Collado del Alguacil. Con una pendiente media del 9 % y picos de diversión que rozaron el 20 %, escalar hasta el Collado fue un buen desafío. Frío, rachas de viento y unas vistas espectaculares de la cara norte de Sierra Nevada nos acompañaron durante toda la jornada.

whatsapp-image-2017-01-15-at-20-41-21

Ya en el descenso no faltaron los episodios de caídas provocadas por el hielo, las ganas de llegar a Tocón y el pensamiento de que “a mí eso no me va a pasar”. Afortunadamente no hubo que lamentar más que magulladuras en el amor propio.

Olla de San Antón y platos alpujarreños en familia

En BTT 300 somos expertos en los terceros tiempos, ese momento en que nos reunimos como una familia – y de hecho, más de uno llevamos a la nuestra-, para disfrutar de la camadería y el buen rollo que nos define. En esta pasada jornada disfrutamos de una estupenda Olla de San Antón – o la alternativa, platos alpujarreños- en Tocón de Quéntar.

whatsapp-image-2017-01-15-at-20-41-08

Además, desde aquí toca agradecer a Bikes Point, con Andrés y Óscar a la cabeza, que facilitaran su furgoneta para traer de vuelta las bicis… aunque bien pensado, a más de uno nos habría venido bien quemar todas esas calorías extra ingeridas en el tercer tiempo.

Como siempre, cada ruta nos deja algo especial. Y la del pasado domingo fue de las que marcan tradición y hacen grupo. Vendrán muchas más y cada vez mejores.

 

El club que queremos ser

Dicen que aquel guiso olía a gloria. Que la chimenea todo lo mejora y que si hubieran insistido, los cinco valientes espartanos que llegaron al Cortijo Chaquetas el pasado domingo hubieran degustado un menú propio de dioses. Las vistas, espectaculares; la ruta, divertida y exigente a ratos. Pero el verdadero sabor de la jornada lo dejó aquella perola humeante, más fantaseada que degustada. También aquel ambiente entre lo real y lo mágico, escondido por allá arriba, por la Cortijuela, donde el Trevenque hace sombra.

Seguir leyendo “El club que queremos ser”

De proezas y lugares maravillosos

Es de acuerdo común. Queremos irnos a vivir al Cortijo del Chorrillo. En serio, de hecho ya casi tenemos hasta los trabajos designados, a saber:

  • A Juanlu, nuestro presi, le ponemos de coordinador de todos. Tiene paciencia y capacidad demostradas tras largos años en el campo docente.
  • A Juan Tenorio le dejamos la administración de la finca, para que le saque rentabilidad al negocio.
  • A Miguel Ángel lo nombramos traductor oficial, por su extendido dominio de los lenguajes animalescos.

Seguir leyendo “De proezas y lugares maravillosos”

Saber sufrir

Esto del ciclismo va de saber sufrir. De apretar los dientes cuando no puedes seguir y dar otra, otra y otra pedalada más hasta que llegas a tu límite. Y entonces lo superas, lo dejas allí atrás,  junto con todas tus inseguridades.

Seguir leyendo “Saber sufrir”

La Hiponova de Villanueva Mesía, una carrera para engancharse al ciclismo

Algo te tiene que gustar mucho para levantarte a las 6 de la mañana de un domingo. Debe hacerte sentir ese cosquilleo, ese nerviosismo placentero. Para nosotros esas sensaciones llegan los días previos a una carrera de bici: miras el track una y otra vez, planificas tu estrategia, intentas comer y descansar un poco mejor –intentas-. Hasta que suena el despertador y casi no te cuesta levantarte. Por delante tienes una jornada de puro disfrute con tus compañeros, una jornada que el pasado domingo tuvo nombre propio: XVI Hiponova.

Seguir leyendo “La Hiponova de Villanueva Mesía, una carrera para engancharse al ciclismo”

Subida al Collado de la Desi

La lluvia repiquetea incesante en mi casco. El mundo se convierte en un surtido de gotas que deforman mi realidad a través de las gafas. Y estoy empapado hasta la médula. Pero no me importa, a mi lado tengo a un puñado de espartanos que no le han temido al tiempo. Liderados por nuestro valiente presidente desafiamos al bipolar tiempo de primavera y ponemos rumbo a nuestro destino. No hay miedo.

Seguir leyendo “Subida al Collado de la Desi”

Kilómetros solidarios

Strava, endomondo, polar, garmin, runtastic… usamos en cada salida cientos de aplicaciones para guardar nuestros kilometros y comprobar nuestros tiempos, pero al día siguiente, esos kilómetros quedan en el olvido y en la próxima salida volvemos a grabar nuestra salida y vuelta a empezar. Pues hoy os quiero hablar de una web en la que esos kilómetros sirven y mucho.

iwopi.png

Iwopi, ese es el nombre de esta curiosa web, web solidaria en la que te piden tus kilómetros y no tu dinero. Si, se lo que piensas. ¿ Cómo mis kilómetros pueden servir como donación? muy sencillo, en la página de inicio de Iwopi, una vez registrados, podremos ver una serie de causas abiertas y un objetivo en kilómetros. Para alcanzar ese objetivo, sólo basta con ir donando los kilómetros que hemos ido almacenando en nuestras salidas, una vez el objetivo haya sido alcanzado con la contribución de todos los usuarios, empresas patrocinadoras, donarán una suma de dinero gestionada con la web y los proyectos. Pero ¿ sólo puedo donar los kilómetros de bici ? no, puedes donar todos los kilómetros que hagas y que hayas guardado en alguna aplicación como strava y similares. Si usas una pulsera cuantificadora de pasos con registro, tus kilómetros corriendo, los caminados del trabajo a casa, los que has registrado incluso en spinning…

iwopi causa.png

Quizás no te fíes o pienses que no sirve de nada, pero no pierdes nada en tratar de probarla, la web es 100% gratis y tiene una mecánica muy fácil de usar e intuitiva. Así que…¿ a que esperas para tratar de ser un poquito más solidario y que mejor forma de hacerlo que donando esos kilómetros que -“tanto” te han costado almacenar en tu gps?

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑