El domingo 7 de febrero amaneció lloviendo en toda Granada. Algunos a las 6 de la mañana estaban compartiendo opiniIMG-20160207-WA0044ones sobre las inclemencias del tiempo. Sobre las 8:00 h. los primeros madrugadores estaban con el whashap en la mano comentando la incertidumbre climatológica que nos aguardaba. A las 9:00 algunos valientes salieron a la calle en busca del punto de salida. Todos se mojaron a esa hora. Decidimos que la hora de salida eran las 10:00 h. improrrogable. No nos equivocamos y 16 espartamos y espartanas estábamos en la puerta del VivaGym deseosos un día mas de abordar una ruta inolvidable, llena de misterios y sorpresas.

Encaminamos la marcha por Camino de Ronda hacia calle Recogidas, Puerta Real, Reyes Católicos, Plaza Isabel la Católica y Plaza Nueva donde nos aventuramos por cuesta Gomérez hasta la Puerta de las Granadas (típica foto de rigor). Es una puerta renacentista, edificada durante el mandato del emperador Carlos V. Subimos hasta que dominamos la Alhambra y llegamos hasta el cementerio, que está enclavado en la Dehesa del Generalife y que forma parte del conjunto histórico, monumental y paisajístico de la Alhambra. Girando a la izquierda en la rotonda y a través de un falso llano llegamos hasta la Silla del Moro, donde se encuentran las vistas más bonitas de Granada con su espectacular belleza.

Continuamos la marcha, en un ascenso continuado y sin descanso hasta el famoso Aljibe de la Lluvia, donde antiguamente se almacenaba agua de la lluvia con el fin de tener reservas del líquido elemento. Desde aquí hasta el reloj de sol fuimos carrileando entre bosque y sotobosque  hasta que por arte de magia nos apareció el Llano de la Perdiz, altiplano que corona el complejo monumental de la Alhambra espectacular. Paramos en el misterioso Reloj de Sol, donde compartimos viandas y donde Andrés nos obsequió con maravillosos manjares de la tierra. (Falta acabar)

Pincha aquí para ver todas las fotos del día

Anuncios